Eyescream_Post Eyescream_Post2

Eyescream se ha posicionado como una heladería diferente, eso queda bastante claro desde el momento en el que pisas su tienda en el Paseo Joan de Borbón de Barcelona. La pequeña, pero atractiva tienda fundada por Joad López y Federico Mendoza en septiembre de 2012, capta diariamente la atención tanto de residentes como de visitantes a la ciudad catalana.

Tras pasar un periodo en Asia, Joad tuvo la genial idea de compartir el helado taiwanés de estilo raspado o “shaved ice cream” con el público occidental (algo que agradecemos todos), sin embargo decidió junto a Federico adaptar éste al gusto de aquí, asemejándolo más al helado italiano que todos conocemos ya que consideraron que el cambio tendría gran aceptación, y así ha sido.

De la mezcla de ambos tipos de helados y gracias a un toque de creatividad, surgió Eyescream.

Uno de los aspectos que más caracterizan al negocio barcelonés es la forma en la que nos permiten llevarnos el helado. Se trata de un envase elegante, funcional y a la vez sostenible, y que además resulta muy barato. Consta de tres espacios para incorporar tu tarro de helado y dos toppings a elegir entre una gran variedad de sabores para hacer tu experiencia mucho más divertida y sabrosa.

Pero el envase no es lo único que caracteriza a este helado que ha viajado tantos kilómetros. Cada sabor ha sido caracterizado con una personalidad y carácter propios que se representan mediante divertidos y originales muñecos que encuentran su materialización a través de ojos de azúcar que se incorporan al helado dándole vida y simpatía. Esto hace que resulte mucho más divertido elegir entre uno u otro, de hecho te costará decidirte.

Como podemos ver, el éxito de Eyescream (que se pronuncia como “Ice cream” no por casualidad) radica en la idea de un nuevo concepto de consumo de helado y una diferenciación absoluta con el resto de comerciantes. La simpática marca intenta que el propio acto de compra en sí ,divierta a sus consumidores desde el momento en que entran en la tienda y eligen sus toppings hasta que disfrutan de su helado en cualquier punto de la ciudad.

Así que, ¡atrévete y ponle ojitos al helado!

 

Eyescream and Friends
Passeig de Joan De Borbó 30,
08003 Barcelona