img_2965

Cuando cocino muesli, prefiero hacer en cantidad – se conserva bien en un recipiente de plástico hermético. La otra gran ventaja, y un hecho que parece ser bastante desconocido, es que la avena en realidad no tiene gluten en su estado natural, ¡si es pura y procesada con un equipo especializado! La avena, aparte, es una gran fuente de fibra y proteína, y también se ha demostrado que ayuda a reducir el colesterol, enfermedades del corazón, a controlar tu peso (manteniendo tu estómago lleno por más tiempo) y ayuda a estabilizar el azúcar en sangre y los niveles de energía. Es lo último en una “sana alimentación”, y mi elección para el desayuno todas las mañanas!

Ingredientes (1 lote grande)
– 7 tazas de copos de avena (úsalos sin trigo, si llevas una dieta baja en “FODMAPs”)
– Jugo de 1 naranja grande
– ½ taza de jarabe de arce
– ½ taza de semillas mezcladas (me gustan las semillas de girasol y pepitas)
– ½ taza de granos de cacao
– ½ taza de coco rallado

Preparación:
1. Precalienta el horno a 180 ° C y cubre una bandeja grande con papel de hornear antiadherente. Que sea un gran trozo de papel de modo que cuelgue un poco por los bordes – después te hará la vida más fácil, confía en mí!
2. Vierte 5 tazas de avena en un cuenco grande.
3. En un cuenco más pequeño, mezcla el jugo de naranja y el jarabe de arce –ponlo en el microondas durante 30 segundos, remueve, luego mézclalo con la avena hasta que esté bien cubierta.
4. Soy un poco imprecisa por no haber tostado los trocitos  de mi muesli, así que esto es lo que hago a continuación:
– Pon la avena en el horno y hornéala 10 minutos.
– Añade las semillas, mézclalo todo, y colócalo de nuevo en el horno durante otros 10 minutos.
– Por último, mézclalo con los fragmentos de cacao y el coco rallado y hornea durante unos 10 minutos finales.
Luego, simplemente deja que todo se enfríe en la bandeja, mézclalo con las 2 tazas restantes de avena sin tostar, y el colócalo todo en un recipiente hermético para su almacenamiento. Así de simple!
La receta es bastante básica, así que siéntete libre de añadir lo que quieras a tus muesli. Otras combinaciones que amo son  nuéz de macadamia, coco y arándanos secos, higos secos y pistachos, anacardos y pasas. Todo vale! Tan sólo vigila el muesli mientras se tuesta – si tu horno es muy fuerte, compruébalo cada 5 minutos para ir mezclándolo de modo que todo se tueste de forma equitativa.