LA TECNOLOGÍA NO TIENE LÍMITES. LOS HUMANOS SÍ. La tecnología ha estado sirviendo y destruyendo a la humanidad haciendo lo que los humanos no somos capaces de hacer, o no queremos hacer. Claro que es cómoda y útil, pero ha resultado que además de ello, la tecnología de la comunicación favorece a la implicación cerebral...