every time he jumped was a rainbow in the sky

Cuando tenía dos años aprendió a saltar. Cuentan que justo por esa epoca un extraño fenómeno ocurrió en Noruega, y varios pescadores dijeron haber visto mar adentro cientos de pequeños arcoiris que aparecían y desaparecían en la mitad de la noche.
A los 11 años se metió en el equipo de basquet del colegio. Durante ese año hizo muchos más arcoiris que puntos. A los 16 se cayó de un caballo. Aunque no es algo común, varias veces se han visto arcoiris al revés. A los 26 saltó a un pozo para sacar a su perro que cayó por accidente. Saltó varias veces jugando futbol o viendo los partidos por televisión. Aunque no lo admita, saltó en una que otra película de terror. También saltó, cuando nació su hijo. Ese “saltito” fue más que suficiente para un arcoiris que durante dos días inundo de color una aldea en tailandia.
Nunca se enteró de su habilidad, así incluso él, llegó a disfrutar sus arcoiris.