Photography by Brighton and London photographer Emma Gutteridge Photography by Brighton and London photographer Emma Gutteridge Photography by Brighton and London photographer Emma Gutteridge Photography by Brighton and London photographer Emma Gutteridge Photography by Brighton and London photographer Emma Gutteridge Photography by Brighton and London photographer Emma Gutteridge
Brighton ha sido mi segunda casa durante casi 5 años y cada vez que salgo a dar una vuelta descubro algo nuevo, veo algo extraño, gente sin rumbo… este es el encanto de Brighton, su ambiente tan singular.

Las “Laines” y las “North Laines” son las dos zonas principales que hacen de la ciudad un sitio tan especial y peculiar. La “North Laine” es un distrito comercial y residencial situado en la costa sur de Inglaterra, adyacente al “Royal Pavilion”, una antigua residencia real de estilo Indo-Sarraceno. Antes un suburbio, actualmente con sus numerosos bares, pubs, teatros y museos, es considerado el barrio bohemio y cultural de Brighton. Hoy en día “North Laine” además de ser una zona bohemia es una zona comercial y popular entre los lugareños y los turistas, bien servida de cafeterías veganas, bares y zonas de ocio incluyendo teatros como el “Komedia”, que se encuentra en un antiguo supermercado. Los típicos comercios que podemos encontrar incluyen arte, antigüedades, recuperación arquitectónica, libros de segunda mano, música, tiendas de tatuajes, ropa “retro”, novelas gráficas, instrumentos musicales y accesorios “new age”.

La otra “Laine” de Brighton me recuerda al Ponte Vecchio de Florencia; el antiguo puente con una joyería tras otra, un sinfín de tiendas de joyas retro y “vintage” combinado con tiendas de cupcakes, cafeterías, boutiques, pubs y restaurantes en un laberinto entre varios edificios, que siguiendo una misma dirección pueden llevarte hasta el paseo marítimo y viceversa a “Churchill Square”, la calle principal de tiendas más “comercial” y globalizada… Si vienes a visitar Brighton para ir al Zara o al H&M estarás haciendo lo correcto, si entiendes a lo que me refiero.

Brighton tiene un calendario repleto de eventos cada año, como el “Fringe Festival”, el “Great Escape music Festival”, el ”Summer Pride” o la “Fashion week”. Si vives aquí tu agenda se llenará muy rápido. Mi evento favorito en Brighton es el “Gay Pride”, que se celebra a finales de Julio/Agosto. La ciudad se ve abarrotada de gente que viene de todas partes y el “Pride Parade” va dando vueltas por toda la localidad. No puedes dejartelo escapar; cada año surge algún tema para hablar en publico sobre la comunidad LGTB. Como si se tratara de un carnaval masivo, la fiesta va dando vueltas y vueltas; todo el mundo queda encantado, desde los niños hasta los más mayores, y Brighton brilla como un arcoíris.

Un paseo por el Brighton Pier es algo que debe hacerse sí o sí, aunque sea demasiado turístico. ¿O porqué no subirse a la recién instalada noria de Brighton para disfrutar de una mejor vista de toda la ciudad y del mar, quizás mientras comes unos “fish&chips” del sinfín de “chippys” que puedes encontrar a lo largo del paseo marítimo. Brighton tiene un extenso paseo con largas y únicas playas que se llenan a rebosar en verano. Hay playas que incluso puedes llevar a tu perro u otras playas nudistas (en Kemptown, la sede de los gays). Abarrotada de estudiantes extranjeros en verano y bulliciosa con universitarios de toda Inglaterra durante todo el año. En Brighton no te aburrirás. Tampoco pasarás hambre: encontrarás muchos restaurantes por todos los sitios, desde franquicias hasta exquisitos restaurantes independientes, siempre habrá algún sitio donde comer fácilmente: restaurantes Italianos, bistrós franceses, restaurantes españoles, bares japoneses, una selección inacabable para escoger.

A solo una hora en tren desde la estación de Victoria de Londres descubrirás un mundo a parte, Brighton, mi paraíso colorido.